viernes, 24 de septiembre de 2021

Beth Loeb Davies, exdirectora de desarrollo de Tesla, habló sobre cómo la búsqueda por tener el mejor producto los llevó al éxito.

Cuando se habla de empresas innovadoras en el mundo, inmediatamente viene a la mente Tesla. Al abrir sus últimos reportes oficiales, lo primero que aparece es que el año pasado sus clientes ayudaron a acelerar la transición del mundo hacia la energía sostenible, evitando emisiones de 5 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Y que están diseñando y manufacturando un completo ecosistema de economía y transporte que tiene plena integración vertical.

Cuando Beth Loeb Davies, ex directora de aprendizaje y desarrollo entró a Tesla donde cumplió un rol determinante en el equipo de liderazgo convocado por el mismísimo Elon Musk, la empresa tenía unos 800 empleados. Seis años más tarde tenía 33.000.

Hola Beth. Es un gusto tenerte con nosotros.
Hola Juan, muchas gracias por invitarme.

En una conversación previa me habías dicho que cuando entraste a Tesla, antes que una gran empresa de talla global era un emprendimiento, un “Start Up”…
Sí. Es curioso pensar que hace tan solo 10 años, Tesla era un Start Up. Yo suelo pensar que se trata de un Start Up cuando es más lo que le falta por averiguar y hacer frente a lo que ya ha hecho.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment