16 de octubre 2017 , 12:10 a.m.

El único blindaje estable será el que se derive de hechos inequívocos de paz por parte de las Farc.

 

Primero: viole el espíritu y la letra del Estatuto de Roma consagrando un régimen que permita que criminales de lesa humanidad no paguen ni un solo día de cárcel y procure no hacerles caso a las advertencias del Fiscal General de la Nación o, cuando menos, tomarle el pelo.

Segundo: péguese de declaraciones ambiguas de juristas ambiguos para sostener que sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos en esta tierra bendita, país del Sagrado Corazón de Jesús, la Corte Penal Internacional no adquirirá nunca competencia porque nuestro laureado jefe de Estado es también premio nobel de la paz.

Tercero: contrate, por jugosos honorarios, abogados con acentos preferiblemente extranjeros para que diseñen una jurisdicción especial que haga simultáneamente las veces de antifaz ante los rostros de la impunidad y de garrote para amenazar a quienes discrepan de las posturas oficiales.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment