Mayo 2 de 2021


Garantías para protesta pacífica biosegura y acción contundente contra los vándalos.


En este país incendiándose, desde una orilla gritan que Duque se demoró en retirar la reforma, y desde la otra que no ha debido arrodillarse ante la presión de los violentos. Retirarla era el camino. Lo cierto es que todas las circunstancias que rodearon ese malhadado proyecto fueron desafortunadas y nada bueno se derivó de esa terca escaramuza que prendió peligrosas chispas que capitalizaron los vándalos.

Sea por ello el momento adecuado para agradecer a quienes expresaron constructivamente su desacuerdo con el adefesio, proponiendo alternativas y opciones; a quienes levantaron voces críticas pero respetuosas de las diferencias; a quienes trataron de articular alternativas de solución frente a la crisis fiscal y a la urgencia de los apoyos sociales para los más pobres; a quienes protestaron en paz y con precauciones de bioseguridad, tratando incluso de aislar a los vándalos.

La recuperación de la cordura colectiva debe pasar por reconocer simultáneamente las razones profundas que tienen los ciudadanos inconformes, que son millones, y los excesos inaceptables y criminales de los vándalos y sus incitadores, que no son muchos; por reconocer simultáneamente los errores del Gobierno, y la necesidad de una reforma muy distinta ante las urgencias sociales y fiscales que lo agobian; por reconocer simultáneamente la vigencia plena del derecho a la protesta pacífica y la irresponsabilidad de quienes la estimulan incendiando multitudes en tiempos de un letal tercer pico de covid.

Por otra parte, la búsqueda de un camino de consensos básicos debe partir de reconocer tanto la necesidad de extender algunos programas sociales como el esfuerzo importante y de buena fe que ha implicado lograr las coberturas actuales, así como la consideración realista y prudente del alcance del incremento en el recaudo al que se puede aspirar, sin seguirle mandando chorros de gasolina al incendio callejero y sin pegarle otro frenazo en seco a la reactivación económica. Caminos hay.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment