14 de febrero 2021 , 10:15 p. m.


Antes de una nueva tributaria urge conocer el plan nacional de austeridad.

Sería deseable, sin lugar a dudas, que antes de seguir avanzando en la socialización de una futura reforma tributaria, que todavía no está lista, se presentaran los elementos concretos de un plan nacional de austeridad burocrática y del gasto suntuario de las entidades oficiales en todos los niveles de la administración pública y en todas las regiones del país.

Es de muy mal recibo entre la ciudadanía que nos anuncien nuevos impuestos y ampliación de productos castigados con IVA, así como un incremento de distintos gravámenes, sin antes haber demostrado que desde el más modesto municipio hasta el mismísimo Banco de la República están implementando planes serios de austeridad.

Millones de hogares colombianos han hecho inmensos sacrificios, han recortado costos y gastos, incluso han puesto en peligro sus mínimos básicos de nutrición ante el recorte de ingresos y, sin embargo, no se ve ese mismo esfuerzo en el aparato administrativo del Estado.

Cuando se revisan las cuentas públicas en una perspectiva comparada, el costo de funcionamiento del Estado ha aumentado considerablemente frente a la última década. No se pueden diluir las promesas para combatir el “Estado derrochón”. Muchas empresas del sector privado, para sobrevivir, se vieron forzadas a recortar gastos, reducir nómina –con todo lo doloroso y grave que ello resulta–, a peluquear costos, en fin. El sector público debe hacer lo mismo y comunicarlo prontamente.

Leer más



Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment