08 de noviembre 2020 , 11:13 p. m.

No se equivoquen. Biden no es ni comunista, ni madurista.

No es verdad, como proclamaban algunos vociferantes en Florida, que Joe Biden sea un comunista frenético. No es verdad que Joe Biden sea pro-Maduro. No es verdad que Joe Biden sea pronarco ni pro cultivos ilícitos. No es verdad. Muy por el contrario, dentro del Partido Demócrata Joe Biden enfrentó y derrotó a los sectores caracterizados de izquierda en el camino a la nominación como candidato único demócrata.

Colombia no es desconocida para Joe Biden. A lo largo de su extensa carrera de 36 años en el Congreso de Estados Unidos, intervino en muchas oportunidades en debates sensibles para las relaciones bilaterales, así como también desde el despacho vicepresidencial. Biden ha estado en Colombia, tiene cercanos colaboradores colombianos, tiene amigos en distintas toldas en nuestro país y entiende, mucho más de lo que algunos pretenden hacer creer, los complejos desafíos que enfrentamos.

Las intervenciones de Biden, en momentos decisivos para nuestra agenda, como en la estructuración del Plan Colombia o en el tormentoso proceso asociado con el tratado de libre comercio, mucho sirvieron a nuestro país. Más aún. Biden ha sido un aliado frontal en la lucha antinarcóticos, teniendo claro que el narcotráfico es y ha sido el combustible de todas nuestras violencias.

Leer más



Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment