28 de junio 2020 , 11:49 p.m.

Cero tolerancia con la irresponsabilidad y la negligencia.

Lo que se logró con la estricta cuarentena puede perderse entre rumbeaderos prohibidos, fiestas clandestinas, galleras ilegales, moteles disfrazados, amanecederos encaletados y parrandas desenfrenadas. 

Alcaldes empeñados en sus ferias y fiestas, puñados de jóvenes rebeldes e impacientes, deudos que convierten los sepelios en focos potenciales de la pandemia y unos incrédulos que no quieren entender que el coronavirus es altamente contagioso, que no hay vacuna, que no hay ningún tratamiento certificado y que puede matar, nos ponen en peligro a todos. Los muertos en el mundo ya sobrepasan el medio millón y en Colombia, de cerca de 100.000 personas que se han contagiado, han muerto ya casi 3.000.

Cuando todavía retumban las imágenes de las peligrosas aglomeraciones del día sin IVA, que deben evitarse el próximo viernes, bastan unos ejemplos para entender la gravedad de lo que ocurre. En Natagaima, Tolima, decenas de personas salieron a las calles a celebrar el San Juan; en Codazzi, César, y Dibulla, Guajira, cortejos fúnebres musicalizados estremecieron a los vecinos; en Kennedy, Bogotá, en una de las zonas de mayor índice de contagios, encontraron en una gallera a 31 personas en estado de alicoramiento, apostando y bebiendo. 

En Cali fue necesario crear un grupo élite para desactivar las fiestas clandestinas. El puente anterior fueron intervenidas más de 220 fiestas y en fines de semanas recientes se ha llegado hasta 270. Entre ellas, la del barrio Paso del Comercio mereció especial atención por tratarse de una muy concurrida fiesta sexual. 

En Barranquilla, ciudad con una dramática situación frente al coronavirus, multaron a la funeraria que prestó sus servicios para un autodenominado sepelio carnavalero que desembocó en rumba callejera. En Medellín, la carroza fúnebre de un señalado criminal fue acompañada por una multitud a pie, en carros y en ruidosas motos de alto cilindraje.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment