28 de abril 2019 , 11:12 p.m.

Asesinos en potencia y terroristas encapuchados son quienes infiltran marchas.

Salvajes y criminales las acciones de los grupos de vándalos que con odio y sevicia agarraron a piedra contra el viejo edificio de EL TIEMPO y, frente a las paredes de nuestras emblemáticas construcciones de la plaza de Bolívar contra los policías que cumplían con su deber, procurando evitar desmanes y proteger monumentos escultóricos y arquitectónicos que pertenecen a todos los colombianos. 

Los vándalos pretendían reventar a los policías. Romperlos. Matarlos a punta de pedradas y ladrillazos. Su propósito era alcanzarlos con sus proyectiles de piedra y dejarlos fuera de combate. Querían “quebrar tombos”, destruir la plaza de Bolívar y la Catedral, y el Capitolio.

Se han cogido confianza los vándalos mientras avanza un discurso vociferante contra la policía adobado por la impunidad que ha reinado frente a aquellos que una y otra vez agreden a nuestros uniformados, en ocasiones con la complacencia de jueces que se niegan a valorar la evidencia de videos inequívocos y testimonios irrefutables.

Bienvenida la protesta legítima, pacífica. Y a la cárcel, los protagonistas de actos vandálicos y de acciones delictivas. No más tolerancia con esos actos. En muchos casos concurren el daño al patrimonio histórico con la agresión contra servidores públicos, las lesiones personales, el hurto, el terrorismo y el saqueo con la tentativa de homicidio.

En vez de tanta propaganda molesta e inservible de las instituciones públicas a través de los códigos institucionales de la televisión, deberían estar saliendo en cada corte de comerciales los rostros de los delincuentes más buscados y de los vándalos que se dejaron ver entre capuchas y pasamontañas para que las autoridades los capturen con prontitud. Y deberían estar los cartelones con los montos de las recompensas y con los teléfonos y líneas habilitadas para poderlos denunciar y dar con sus paraderos.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment