16 de septiembre 2019 , 12:40 a.m.

Bien que el nuevo mindeporte sea de los deportistas y no de los políticos.

A las 2 de la tarde de hoy toma posesión Ernesto Lucena Barrero como primer ministro del Deporte en Colombia. Cero fronda burocrática, montado sobre la misma estructura de Coldeportes y alejado de cualquier reparto politiquero, el nuevo ministerio nace para pagar una vieja deuda del Estado colombiano con el deporte, para proyectarlo con todo vigor hacia el futuro y para construir una nueva y esperanzadora aproximación al deporte, a la recreación, al ejercicio físico, a la convivencia y a la educación.

Debemos a nuestros deportistas admiración y gratitud por sus logros titánicos, por habernos proporcionado inmensas alegrías y por haberse convertido en los mejores embajadores de Colombia. Sin embargo, la verdad es que por décadas el Estado fue tacaño con ellos. En los últimos años, algunos programas de apoyo a los deportistas han pretendido remontar esta deuda, y un puñado de los mejores reciben apoyo sostenido de cara al ciclo olímpico. Pero todavía es insuficiente.

La miopía del Ministerio de Hacienda y del Departamento Nacional de Planeación frente al deporte, la recreación y el ejercicio físico data del mismo momento en que se creó Coldeportes, en 1968, hace más de 50 años, en el gobierno de Carlos Lleras Restrepo. La tecnocracia presupuestal nunca entendió el alcance, la dimensión y el impacto que la nueva entidad debía tener y le fue asignando migaja tras migaja, presupuesto tras presupuesto a lo largo de los años. Chichiguas, como decían los viejos chapinerunos.

Hoy la cosa será a otro precio, pues la aprobación del ministerio fue el producto de una combinación potente entre el entusiasta director de Coldeportes, en buena hora promovido a ministro, y los deportistas de Colombia, que fueron los verdaderos jefes de debate del proyecto. Ahí los sentimos y los vimos, cuando querían ponerles obstáculos, cobrarles peajes o incluso hundir el proyecto. Respetuosos con el Congreso, propositivos y optimistas, dejaron un mensaje claro que se ha convertido casi en un mantra: el ministerio es de los deportistas.

Leer más


Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment