25 de marzo 2018 , 11:50 p.m.

Gobierno y Farc, con incumplimientos recíprocos, están haciendo trizas los acuerdos de paz.

Pues sí. Quienes están haciendo trizas los acuerdos de paz son el Gobierno y las Farc con sus recíprocos incumplimientos. Quienes se han encargado de desprestigiar los acuerdos, de volver invisibles sus logros, de sembrar cizaña y desconfianza, de evidenciar todos y cada uno de los errores y excesos de los equipos negociadores son, precisamente, los mismos que los firmaron.

Mientras el Gobierno habla de la necesidad de defender los acuerdos de paz con las Farc, su probada ineficacia genera incumplimientos cotidianos. No son suficientes los esfuerzos de Rafael Pardo y Joshua Mitrotti, quienes hacen lo humanamente posible por honrar la palabra empeñada si sus compañeros de administración no cumplen con lo suyo.

El informe de la ONU, que ha debido revelarse apenas quedó listo, antes y no después de elecciones parlamentarias habiendo quedado un maluco sabor de jugarreta de cálculos políticos por parte de esa Misión en Colombia, constituye, sin embargo, una dramática radiografía de compromisos quebrantados de lado y lado, promesas incumplidas y negligencias manifiestas.

En efecto, no son los uribistas los que están haciendo trizas los acuerdos. Es el mismo Gobierno. Y lo hace desde varios frentes. Tres ejemplos. 1) Su incompetencia y desdén en la guarda de la vida de los líderes sociales. 2) Su falta de liderazgo en el Congreso de la República: sin ‘mermelada’ no hay votos, y la precariedad de los argumentos oficiales pone a tambalear todas las reformas y leyes pendientes. 3) Su burocratismo palabrero, que llenó de funcionarios indolentes y de campeones de la retórica el frondoso organigrama de la paz.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment