21 de agosto 2018 , 12:39 p.m.

Nada justifica el crimen atroz de violar niñas y niños.

Violar una niña, violar un niño es un acto criminal, atroz, infame, que nada tiene que ver con la lucha revolucionaria. Es una crueldad infinita que no puede ser justificada por ninguna negociación política. Imponer penas alternativas a los violadores de niñas y de niños, como si esos actos animales fueran un delito político, es una vergüenza.

Guerrilleros, paramilitares y agentes del Estado podrán aspirar en el futuro a que la violación de menores reciba trato benévolo y prerrogativas judiciales, incluyendo condenas laxas, lugares privilegiados de reclusión e, incluso, curules en el Congreso de la República.

Dijo Salud Hernández: “Corte Constitucional: el que viole niñas con camuflado es un acto de guerra que merece la condena de cultivar lechugas”. E Iván Cancino: “Con la decisión tomada ayer por la Corte sobre delitos sexuales se abre la puerta a la intervención de la Corte Penal Internacional” y Vicky Dávila se pregunta: “¿Hay alguna diferencia entre Rafael Uribe Noguera, a quien todos repudiamos por violador y asesino, y los violadores y asesinos que, arropados por el conflicto, acabaron con la vida de centenares de niños?”. Concluye Nicolás Uribe: “Eso de entender que violar niños es un delito conexo a la rebelión es el sapo más grande de todos… perverso”.

Y que conste que no creo que los magistrados de la Corte sean proguerrilla ni bandidos. No creo que les quepa el rosario de insultos que les han lanzado en los últimos días. Los magistrados que votaron el esperpento son gente de bien y merecen respeto. Creo, eso sí, que un acto de perturbación colectiva de su lucidez jurídica (con la excepción de Gloria Ortiz) y un mal entendido compromiso con la sostenibilidad de la paz los llevaron por un despeñadero argumental hasta concluir con un error de marca mayor.

Leer más https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/juan-lozano/los-violadores-de-ninos-premiados-juan-lozano-257812

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment