30 de julio 2017 , 11:57 p.m.

Gran error del Gobierno despenalizar la inasistencia alimentaria en estratos altos.

Tiene toda la razón la respetable magistrada del Consejo de Estado Stella Conto cuando afirma que para muchas mujeres en Colombia el lugar menos seguro es su propio hogar. En efecto, de puertas para adentro la violencia de género y la violencia contra los niños se han convertido en una infamia de proporciones incalculables porque las denuncias se sofocan por el miedo, los patrones machistas, las fallas del sistema judicial y el precario apoyo del Estado en la consolidación de instancias de prevención y protección.

Su testimonio tiene un inmenso valor, pues parte de una formulación sencilla y contundente: “Supuse que debía callar y soportar. Me equivoqué”, les dijo a Néstor Morales y a Cecilia Orozco en valientes entrevistas de los últimos días.

Sí. Ese es el mensaje adecuado. Que no callen nunca las mujeres cuando son maltratadas. Que no permitan que ninguna semilla de machismo que se pudiera haber incubado en su propio entorno familiar, en su proceso educativo o en sus patrones de socialización las lleve a justificar silencios y a callar infamias.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment