20 de enero 2019 , 11:33 p.m.

Venga de donde venga, el terrorismo debe ser rechazado sin vacilación. 

El presidente Duque no tenía otro camino. Y lo asumió con prontitud y serena firmeza. Sin estridencias pero sin vacilaciones, en medio del luto nacional tras el brutal acto de terrorismo contra un centro de formación de jóvenes. Una escuela de policía, sí, pero una escuela a fin de cuentas, lugar de preparación y entrenamiento de centenares de jóvenes llenos de ilusión, entusiasmo y deseos de servirle al país, como los que van al Sena o a un instituto técnico o a cualquier universidad pública o privada.

La respuesta ciudadana ha sido alentadora, y en términos políticos, con contadas excepciones, se han escuchado un repudio generalizado al accionar terrorista y un rechazo categórico al proceder delirante de los terroristas. Quienes vivimos la narcoviolencia de los ochenta y noventa o las acciones demenciales de las Farc contra la población civil indefensa sentimos que revivíamos una película de terror, y nos corrió por las venas el triste escalofrío derivado de sentir que había vuelto este monstruo cruel de los explosivos.

El presidente Duque no tenía otro camino. Y lo asumió con prontitud y serena firmeza. Sin estridencias pero sin vacilaciones, en medio del luto nacional tras el brutal acto de terrorismo contra un centro de formación de jóvenes. Una escuela de policía, sí, pero una escuela a fin de cuentas, lugar de preparación y entrenamiento de centenares de jóvenes llenos de ilusión, entusiasmo y deseos de servirle al país, como los que van al Sena o a un instituto técnico o a cualquier universidad pública o privada. La respuesta ciudadana ha sido alentadora, y en términos políticos, con contadas excepciones, se han escuchado un repudio generalizado al accionar terrorista y un rechazo categórico al proceder delirante de los terroristas. Quienes vivimos la narcoviolencia de los ochenta y noventa o las acciones demenciales de las Farc contra la población civil indefensa sentimos que revivíamos una película de terror, y nos corrió por las venas el triste escalofrío derivado de sentir que había vuelto este monstruo cruel de los explosivos.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment