16 de enero 2022 , 10:08 p. m.


El Equipo Colombia luce fuerte y en ascenso.


Sorpresivo el anuncio de Óscar Iván Zuluaga el sábado en la noche desde Barranquilla, de desistir en sus ingentes esfuerzos para ser admitido en el Equipo Colombia, la vigorosa coalición que con el Centro Democrático o sin el Centro Democrático puede ser la más votada en las consultas del próximo mes de marzo. La verdad es que el Equipo Colombia luce cada vez más fuerte en territorio, con una presencia significativa en el mapa nacional.

Se ve una coalición consolidada, de dirigentes con logros y ejecutorias probadas que conocen y entienden el país desde todas sus regiones, donde sus integrantes se respetan y se tratan bien, donde ninguno ‘malparidea’ a sus compañeros, donde hay una emulación democrática real, constructiva y equilibrada, donde no hay un ganador cantado, donde el consenso ha primado como método para llegar a acuerdos y donde incluso hasta los reparos frente a la entrada de Óscar Iván se tramitaron con altura y lealtad.

Pero, además de sorpresivo, digno, porque un hombre como Zuluaga no podía seguir suplicando de rodillas que lo dejaran entrar apoyado en matemáticas especulativas para tratar de probar que era más lo que sumaba que lo que le restaba a la coalición. Óscar Iván no se merecía el penoso rol de tener que demostrar que no se convertiría en un activo tóxico para esa coalición.

Leer más



Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment