29 de agosto 2021 , 09:33 p. m.


Martirizaron tanto a los colombianos, que se les volteó la torta.


Con el propósito de debilitar al Gobierno abusaron tanto de este país, permitieron tantas infamias contra la población civil, afectaron tanto a la industria y el comercio, martirizaron tanto a las gentes más humildes sembrando el pánico en sus barrios y destruyendo sus sistemas de transporte masivo, paralizaron tanto ciudades, municipios y vías, dispararon tanto los contagios del covid durante el tercer pico, iniciaron tantos incendios, desataron tanto vandalismo que produjeron exactamente el efecto contrario al que deseaban.

En medio de esa desesperación colectiva de los días del caos y entre los miles de muertos de la pandemia, los colombianos otra vez fueron llevados al extremo y sacaron a relucir sus fortalezas, su determinación, su resiliencia y sus ganas de no dejarse derrotar.

Por eso, a pesar de la pobreza y el desempleo disparados, hoy vemos una Colombia tonificada, fortalecida, decidida a salir adelante y comprometida con la reactivación. Vimos el peor rostro de los sembradores de odio y anarquía y estamos viendo la mejor cara de los empresarios responsables, de los ciudadanos empoderados, de la gente buena que solo quiere trabajar honradamente para sacar adelante a sus familias.

Si se pusiera en un terreno político, de cara a las elecciones del año entrante, a juzgar por las recientes encuestas, pareciera que se hubieran valorizado las opciones que miran el futuro con realismo y optimismo, las propuestas alejadas del populismo incendiario, las alternativas respetuosas de la institucionalidad que han venido apareciendo en distintos partidos y coaliciones.

Leer más

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

Leave a comment